Si alguien ha tenido una labor con grandes retos en el proyecto de temporada 2016-2017 de las Águilas Cibaeñas, ese es David Rosario el coach de pitcheo, cuya tarea es elevar el nivel de eficiencia de un cuerpo monticular que terminó muy por debajo la temporada pasada.

Los aguiluchos cayeron por primera vez en mas de 10 años a la penúltima posición del standing  y su deficiente cuerpo monticular fue una de las causa que hicieron sonar la voz de alarma en la franquicia, que se ha distinguido por ganar 20 campeonatos en la LIDOM

Mi trabajo está dividido en tres puntos básicos: preparar a los lanzadores que van a tener el rol de abridores desde el principio que ya conocemos y podemos decir que tenemos en Francisley Bueno, Ángel Castro y Norge Luis Ruiz tres pitchers en magníficas condiciones para empezar la temporada”, adelantó.

“Detectar los mejores brazos disponibles para lograr la profundidad deseada en el bullpen y lograr captar, tras una observación profunda el rol de cada quien en el cuerpo monticular”, dijo.

El punto fuerte de David estará centrado en las estrategias para que el equipo quede cubierto en cada partido por lanzadores con misiones específicas, especialmente en un torneo que se “machea mucho después del sexto inning”

El piensa que, si no se tiene un buen zurdo para enfrentar a un bateador, es preferible un buen derecho que sepa lanzar a los bateadores izquierdos.

“En estos momentos estamos trabajando en nuestras debilidades, para llenar los huecos que tenemos” asegura.

Tiene en su responsabilidad jugar también con el uso de los serpentineros jóvenes que son costosos prospectos de organizaciones de Estados Unidos a quienes hay que protegerle sus brazos, por la gran inversión que se hacen en ellos.

“El roster expendido que existe en la Liga Dominicana es lo que nos da la oportunidad de que el dirigente pueda sortear situaciones y ser creativo en sus movimientos para poder ganar y competir “, indica

Las Águilas tienen unos cuatro lanzadores como invitados, pero David Rosario aún no tiene una opinión de quienes podrán ser parte del equipo y todo dependerá de sus trabajos en los partidos de pre-temporada.

Rosario se siente halagado por la distinción que le ha hecho Manny Acta de traerlo a las Águilas, y la gran acogida que ha tenido en el cuerpo técnico del equipo, liderado por el dirigente Félix Fermín

SU FICHA PERSONAL

Nacido en Nueva York hace 51 años, Rosario se desempeña como entrenador de lanzadores desde hace 13 en el sistema de fincas de los Cachorros de Chicago.

Rosario, fue un lanzador relevista que laboró por veinte temporadas en el béisbol puertorriqueño y lanzó durante 11 años en el béisbol de los Estados Unidos en la organización de los Cubs de Chicago a nivel de AAA y en el final de su carrera con los Yanquis de Nueva York, compilando marca general de 28-11 con 2.70 de efectividad mayormente como relevista.

En Borinquén lanzo durante 20 campañas, catorce de ellas con los Senadores de San Juan, tres con los Gigantes de Carolina y las últimas tres con los Atenienses de Manatí. Se retiró en el 2004 y a partir del año siguiente comenzó su carrera como coach.

HA ESTADO EN LAS CUATRO LIGAS CARIBEÑAS

David Rosario, en la pelota de Puerto rico estuvo por tres años como entrenador de pitcheo con Cangrejeros de Santurce y con los Atenienses de Manatí. En Venezuela fue campeón con los Tigres de Aragua en la estación 2007-08 y vino a la Serie del Caribe celebrada en esta ciudad de Santiago.

Luego fue a México en el 2009-10 con las Águilas de Mexicali y retornó a Venezuela por tres campañas entre 2010 y 2012 con Águilas del Zulia.

Más adelante, en el 2012-13, regreso a su país para laborar con los Cangrejeros de Santurce, volvió a la pelota venezolana en el 2014-15 con los Tigres de Aragua y en el pasado año 2015-16 vino al país para los Tigres del Licey.