El gerente general de los Tigres del Licey, Luis Urueta sabe que no siempre se termina como se empieza. Y prueba de ello, ha sido el conjunto azul, que luego de iniciar en diferentes etapas de manera negativa, se ha recuperado para llegar a la última fase del béisbol invernal dominicano.

En los últimos años, el conjunto de la capital, acreedor de 22 campeonatos nacionales y 10 Series del Caribe, ha pasado por una serie de inconsistencia al inicio de cada fase,  sea regular, semifinal, o el último tramo de este torneo dominicano, más allá de todo, encuentran la formula indicada para revertir la situación.

“Uno va aprendiendo y va entendiendo que es una liga de altas y bajas, pero las aguas siempre vuelven a su nivel, si se hacen los ajustes necesarios. Es lo que hemos hecho en los últimos años, no solo en la campaña pasada”, enfatizó Luis Urueta, gerente general de los Tigres.

Justamente, el colombiano Urueta hace referencia a la campaña pasada, en el Round Robin, en la que el equipo añil comenzó con foja negativa de 0-2, casi similar al momento que atraviesa el conjunto en este momento, que sin en el partido de ayer, se encontraban con récord de 2-4.

“En la temporada 2016-17, ocurrió lo mismo, cuando era coach de la banca, tuvimos un mal inicio de Round Robin y logramos recuperarnos, llegar a la final y ganar el campeonato”, relató Urueta, acerca del último partido, en la que los Tigres se alzaron con el campeonato venciendo a las Águilas Cibaeñas.

¿Esta campaña ha sido la más difícil de tu carrera en el béisbol invernal dominicano? “Diría que si porque es lo que estoy viviendo ahora mismo. Pero, hemos pasado por momentos difíciles en campañas anteriores”, expresó Urueta sin titubear.  

La pasada serie regular para los Tigres, que comenzó con una foja de 2-10, representó un verdadero reto para Urueta, quien en su primer año como gerente en el béisbol invernal dominicano, puso a prueba todas sus facetas.

“Estoy contento porque se lo logro pasar ese mal momento y llevar al equipo a Round Robin. El año pasado también fue difícil porque empezamos con 0-2 en la Serie Final y logramos empatar la serie, independientemente, si se perdió un juego número siete, creo que fue un momento difícil. Un 2-10 para comenzar la temporada no es nada fácil, cada uno de sus bajones tiene sus sabores amargos y también sus sabor dulce cuando uno se recupera”, indicó Urueta, quien en el pasado Clásico Mundial, fungió como dirigente del equipo de Colombia.

“El que conoce esta liga sabe que hay rachas ganadoras y perdedoras, que hay que mantener la frente en alto y evaluar las cosas de una manera donde hay soluciones”, manifestó Urueta.  

 Más allá de los récords negativos, y las escaleras por las que atraviesan cada equipo en la justa invernal, hay un aspecto, que el ex beisbolista Urueta cuida sigilosamente: la cueva azul.

“Trato de mantener un ambiente positivo en el clubhouse, ya que hay muchos factores que quieren dañarlo, si logras mantener ese liderazgo, y ese balance emocional, creo que tienes chance de llegar a donde quieras”, sostuvo Urueta, de 37 años.

Cuando solo restan, 12 partidos, sin el encuentro de ayer, para concluir la etapa semifinal, Urueta no se preocupa en este momento, en los números, más bien en los resultados día tras día de poder combinar todos los aspectos; ofensiva, picheo y defensa.

“Los numeritos no los veo tanto, porque una noche no se parece a otra. No es suficiente, creo que aún la muestra es muy corta, cuando pasen 10 o 12 partidos creo que podremos analizar las muestras de las estadísticas, lo importante ahora es que cada jugar aporte su granito de arena para ganar el juego. Colectivamente funcione, una combinación de todo, si se lanza y no bateas, no gana”, agregó.