El gerente general de los Toros del Este, Raymond Abreu, anunció la reestructuración de su equipo de Operaciones de Beisbol, con miras a la temporada 2019-20.

El staff de Operaciones recibe el regreso de Arturo DeFreites así como las incorporaciones de Héctor Borg, ex coach del club, así como de Miguel Díaz, Luis Natera, Víctor Torres y Jatnna Rodríguez.

“Mantenemos el mismo compromiso de llevar un título a la fanaticada de los Toros y estoy confiado que este equipo de Operaciones de Beisbol nos coloca un paso más cerca de lograrlo,” dijo Abreu al hacer el anuncio.

Jésus Mejía se mantiene en el grupo ahora como Asistente Senior y encargado de scouteo y analíticas, Frank Gonzalvo mantiene su posición de asistente encargado de Operaciones Internacionales, Arturo DeOleo asistente encargado de Desarrollo de Jugadores y Héctor Borg se incorpora como Director de Manejo de Jugadores.

Asimismo, Jatnna Rodríguez ingresa como encargada de “Player Relations”  y se convierte en la primera mujer que asume un rol en  Operaciones de Beisbol en la historia de la franquicia.

Completando el staff están Miguel Díaz y Luis Natera como Scouts y Víctor Torres como Scout de Avanzada en la zona del Cibao.

“Tener a DeFreites y Borg, dos figuras que solo hace unos meses estaban en el dugout, nos abre una ventaja de comunicación directa con Lino Rivera y los demás coaches, eso solo será de gran beneficio de la franquicia,” terminó diciendo Raymond Abreu.

Los Toros ya hicieron un movimiento en la temporada muerta, adquiriendo al toletero Yamaico Navarro desde los Tigres del Licey a cambio del actual agente libre Carlos Franco.  Yamaico ha subido su promedio justo a .300 con los Sultanes de Monterrey, luego de promediar .410 en los últimos 10 partidos, un lapso de tiempo donde dio cinco de sus  nueve cuadrangulares y remolcó 16 de las 26 carreras que ha llevado al plato en la temporada.

El primer partido de los Toros en la venidera temporada será el 12 de octubre ante las Estrellas en San Pedro de Macorís, para luego tener su primer partido en el Corral al día siguiente recibiendo la visita de los Tigres del Licey.