Peoria, Arizona, Estados Unidos.- La temporada baja, para el prospecto número uno de los Padres de San Diego, Fernando Tatis Jr., duró apenas dos semanas.

“Es bueno ser joven”, dijo el campocorto de 20 años de edad en la casa club en el complejo de entrenamiento de primavera de los Padres durante una entrevista con el portal MLB.com.

Tatis, que ocupa el segundo lugar entre los 100 mejores prospectos de MLB Pipeline, llegó al campamento de los Padres la semana pasada, después de pasar casi todo el invierno jugando para las Estrellas de Oriente en el torneo de la Liga de Béisbol Profesional de República Dominicana (Lidom).

En su ciudad natal de San Pedro de Macorís, Tatis ayudó a llevar a las Estrellas a su primer campeonato en más de medio siglo. Bateó para .263 / .379 / .488 con tres jonrones durante la temporada regular. Luego en la postemporada conectó tres veces de jonrón, incluyendo un cuadrangular para dejar al contrario en el terreno (con bat flip ) en los playoffs.

“También crecí mucho como hombre y como jugador de béisbol”, dijo Tatis sobre su experiencia este invierno.

“Ganar un campeonato para mi ciudad natal fue muy divertido. Romper los 51 años sin ganar fue muy especial”.

En más de un sentido, fue una experiencia increíblemente valiosa para Tatis, cuyo padre se desempeñó como mánager del equipo.

Green valora béisbol de RD

El joven campocorto recuperó el tiempo de inactividad en el verano pasado cuando se perdió la segunda mitad de la temporada de Double-A debido a un hueso roto en el pulgar izquierdo. “En última instancia, queremos ganar campeonatos”, dijo el manager de los Padres, Andy Green. “Tener experiencia en eso es algo bueno. Perdió mucho béisbol el año pasado con la lesión en el pulgar, y tuvo dos meses de competencia muy dura y de alta calidad”.

Tatis apuntó: “Los jugadores de béisbol mejoran jugando béisbol. Yo estaba allí. Estaba aprendiendo. Estaba mejorando”.

Pidió permiso para jugar en SC

Tatis pidió permiso a los Padres para jugar en la Serie del Caribe, pero sabía que era poco probable que se le concediera esa solicitud. Él ha establecido algunos objetivos importantes en Peoria, después de todo, el principal de ellos es: “Haz el equipo”.

Ese fue su objetivo el año pasado, también, pero esta vez se siente diferente. “Es una realidad ahora”, dijo. “Hay una posibilidad de que pueda pasar”.